Dieta Proteica

La dieta proteica o dieta de proteínas consiste en un plan de alimentación basado en el consumo de alimentos ricos en proteínas, sustancias que incentivan al metabolismo a descender de peso y aumentan la sensación de saciedad a la hora de la ingesta. Este tipo de dietas logra que se queme más grasa, debido a que el cuerpo no obtiene hidratos de carbono ni azúcares de los alimentos; por lo tanto, debe extraer la energía y reservas de las proteínas de las carnes —activando el metabolismo para que funcione rápido y favoreciendo la pérdida de tejido adiposo en menor tiempo.

En este sentido, la cantidad de calorías que se ingieren cuando se consume carne se gastan en las primeras semanas, consiguiendo un adelgazamiento rápido y efectivo.

dieta proteica

Beneficios de la dieta proteica

La dieta proteica es una excelente forma de perder peso sin sufrir hambre —ya que la carne brinda mayor sensación de saciedad, y así las personas no deben pasar períodos largos sintiéndose hambrientos. Además, está recomendada para quienes desean eliminar la celulitis o disminuir la retención de grasas. Sin embargo, es importante que siempre se acompañe de la realización de actividad física y de una correcta hidratación —mínimo, 2 litros de líquido por día.

Una de las razones por las que se recomienda ingerir gran cantidad de agua es debido a la ausencia de fibras en el metabolismo, lo que hace que el intestino esté más propenso a sufrir constipación; y, además, el hígado también estará trabajando más forzadamente. De esta manera, tomar agua ayudará a evitar riesgos.

Por otra parte, el consumo de proteínas contribuirá con el desarrollo del sistema inmunológico, el crecimiento y con la pérdida de grasa —entre 3 y 4 kilos durante la primera semana.

La reducción del colesterol y la tensión arterial son otros de los beneficios de realizar esta dieta. Como así también, el descenso rápido de peso y la conservación del tono muscular —ya que no se pierde músculo, sino grasa.

Esta dieta es recomendada cuando el metabolismo llega a un estancamiento en la pérdida de kilos de más. Por ende, es segura y eficaz, siempre que se consulte con un médico sobre la provecho de hacerla o no.

¿Qué alimentos incorporar o suprimir en la dieta proteica?

Para que la dieta funcione y se logre adelgazar de manera eficaz, se deberán suprimir los alimentos con carbohidratos, grasas y las frutas y verduras. Sin embargo, en algunos planes el menú permite incluir verduras para el almuerzo o cena.

Los alimentos ricos en proteínas podrán ser consumidos de acuerdo con el tipo de dieta que se lleve a cabo —según las indicaciones de un nutricionista— pero, por lo general, no hay limitaciones.

Así, se podrán incluir en el plan todo tipo de carnes rojas, pescados, pollo, huevos y lácteos.

Una vez que el plan va llegando a su fin, será posible ir añadiendo los alimentos que se habían suprimido, siempre y cuando se tenga cuidado con el aumento brusco de peso.
la Dieta proteica

¿Quiénes pueden realizarla?

La dieta proteica no es aconsejable para personas con obesidad mórbida o mucho sobrepeso, ni para quienes están atravesando una enfermedad. A su vez, las personas que no cuentan con una alimentación adecuada y equilibrada, o bien sufren la falta de algunos nutrientes esenciales, deberán evitar someterse a este tipo de planes para bajar de peso.

Antes de comenzar con la dieta, es importante consultar con un profesional de la salud que dé indicaciones exactas según el tipo de metabolismo y que realice los análisis y chequeos correspondientes. La supervisión médica evitará que se cometan errores o se ocasionen efectos secundarios, y ayudará a saber cuándo volver a incorporar los alimentos que se habían suspendido o cuál es la mejor forma de volver a añadirlos a la dieta para no causar problemas.

Como el organismo sufre un desequilibrio durante el proceso, no es aconsejable hacer esta dieta por un período muy largo —dos semanas como máximo— y, a su vez, es fundamental seguir con un plan de mantenimiento para evitar volver a subir los kilos bajados.

Deja tu comentario!